Jueves, 03 Noviembre 2011 16:34

Clases de folklor salvadoreño en Madrid

Los días 22 y 29 de octubre, se desarrolló I Taller de Danza Folklórica Salvadoreña en el Centro Cultural Hispano Centroamericano (CEPI), en pleno corazón de Madrid, organizado por la Embajada de El Salvador.

El taller fue impartido por Lissette Contreras, salvadoreña radicada en Madrid,  profesora de ballet clásico y moderno, titulada por la Royal Academy of

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (19)

Dance y por el Imperial Society of Teachers of Dance; en nuestro país fue bailarina del Ballet Folklórico Nacional de El Salvador, antiguamente Ballet del ISTU, y estudió la carrera de ballet en la Escuela Nacional de Danza Morena Celarié de El Salvador.

La opinión general de los participantes en el taller era que “estando en El Salvador nunca pusieron suficiente interés en la danza folklórica, incluso que era bastante más difícil de lo que parece”, según Contreras, quien expresó que “fue curioso como todos reconocieron y tararearon piezas del folklore como Las Cortadoras, El Carbonero, y piezas de XUC como EL Carnaval de San Miguel o El Xuc".

Los participantes “mostraron interés y sobre todo percibí nostalgia de las costumbres de nuestro país, fue gratificante ver a compatriotas compartiendo y teniendo un rato de esparcimiento intentando aprender una técnica que tampoco es muy fácil”, expresó la profesora Contreras.

Más que clases fue un reencuentro, “pasamos un rato divertido, muchas risas y lo más importante, la comunión entre los participantes que compartieron su situación legal en España, lugares dónde pedir información y asesorías, etc.”  manifestó la maestra.

La representación diplomática de El Salvador en España celebró el pasado sábado 17 de septiembre, junto a la comunidad salvadoreña radicada en Madrid y en otras ciudades, los 190 años de Independencia, bajo un ambiente de música, color, alegría, cultura y comida típica salvadoreña.

El evento, realizado en una parroquia madrileña, contó con la participación de más de 200 compatriotas que, a lo largo de tres horas, disfrutaron de una programación variada que incluyó el baile El Carbonero, a cargo de dos compatriotas; leyendas salvadoreñas contadas por la compañía teatral salvadoreña Los Perdidos Teatros, actualmente residiendo en España; y la actuación especial del artista salvadoreño Jhosse Lora, que despertó la euforia de los participantes.

Fue una celebración que tocó emociones. La entonación del himno nacional, como punto inicial del programa, sacó lágrimas de nostalgias, de amor al terruño y de lejanía. Una hora después, aquel recinto abarrotado explotó de alegría al son de Jhosse Lora, quien durante una hora sacó su mejor repertorio y puso a bailar a jóvenes, adultos y niños.

Celebración similar se realizó en Barcelona el domingo 18, organizada por la Asociación Salvadoreña en Cataluña (ASCA); por parte de la misión diplomática asistió la cónsul general, Patricia Comandari.

La gente lo disfrutó y lo agradeció: “Mis felicitaciones a todos los organizadores de la fiesta de la Independencia Patria. Hacía muchos años que no disfrutaba de una reunión tan emotiva y concurrida” manifestó Irma Lindo, a través de un correo electrónico que hiciera llegar a la Embajada y quien participara en la fiesta de Madrid.

“La alternancia en el poder es efecto de los Acuerdos de Paz en El Salvador”

A 19 años de la firma de los Acuerdos de Paz en El Salvador, uno de los delegados del Gobierno de España, de ese entonces, para mediar en el conflicto, Yago Pico de Coaña, hizo un minucioso recorrido de la historia lejana y reciente de nuestro país, en la conferencia denominada "Conmemorando los Acuerdos de Paz en El Salvador en el marco del Bicentenario de la Independencia" organizada en Madrid por la Embajada de El Salvador en España, el pasado 13 de enero.

“Cuanto nos hubiéramos ahorrado, si se hubieran respetado los resultados de las elecciones de 1972 en El Salvador, ganadas por la oposición” inició su alocución el actual Embajador de España en Austria, Yago Pico de Coaña, ante un importante auditórium de diplomáticos, representantes de instituciones, religiosos y miembros de la comunidad salvadoreña.

Yago Pico de Coaña dio cátedra de cómo se hacen acuerdos de paz, de qué hacer y no hacer en medio de las negociaciones, de cómo evitar que se produzcan las guerras. El diplomático tiene las credenciales suficientes para hablar con propiedad de un conflicto que conoció desde las entrañas, y ocupó buena parte de su vida para evitar siguiera el sangramiento del pueblo salvadoreño.

El diplomático español, quien en 1992 fungía como Director General de Política Exterior para Iberoamérica, se remontó a la historia de El Salvador caracterizada por la falta de elecciones limpias, por el miedo constante a la represión, que llevó a la conformación de la ex guerrilla del FMLN: “las guerrillas no surgen en Centro América por arte de magia, el irse a la montaña es duro, supone la pérdida de los vínculos familiares, pero ante las injusticias se produce una reacción, apoyada en el caso salvadoreño por una parte importante de la población. La guerrilla salvadoreña produjo una simpatía en Europa, tuvo un respeto.”

Para el Embajador Pico de Coaña, “la paz no se produce, sino estalla. De repente la tenemos entre las manos y no hallamos que hacer con ella, porque si no se resuelven las causas del conflicto nos puede producir problemas”.

Para el diplomático, el efecto benéfico de los Acuerdos de Paz en El Salvador es la alternancia democrática en el ejercicio del poder, ahora con la llegada del Presidente Mauricio Funes, y, el FMLN como partido de Gobierno.  

Yago Pico de Coaña recordó como España se planteó, en aquel momento, una serie de cosas, es decir: “cómo hacer para que las partes (Gobierno y guerrilla) empiecen a entenderse, separadas como estaban por una distancia absolutamente sideral”.

Los acuerdos que se firmaron el 16 de enero de 1992 fue producto de una negociación de fondo y de futuro. A pesar de los obstáculos que se suscitaron a lo largo del proceso, el Embajador Pico de Coaña afirma con absoluta seguridad que para lograr acuerdos como los firmados en Chapultepec se requiere de no menos de diez aspectos:

  1. Voluntad  real y eficiente, no abstracta, de las partes: Sin duda, habrá parte de las partes que no quiere la paz, y la había tanto en la guerrilla y no digamos en el Gobierno. La primera porque temían no lograr sus objetivos finales como era la derrota final del enemigo, y en el gobierno porque esa pandilla de desarrapados que se llaman guerrilla nunca podrán gobernar.
  2. Un interlocutor válido y si es posible un único, sino es difícil de negociar, si no se hace la paz con todos y cada uno de ellos se queda un grano de pus que al final estallará.
  3. Carencia total de protagonismo. Cuando se dialoga no es para alcanzar una alcaldía ni una diputación, no es para salir en la televisión u obtener un titular del periódico, no es para publicar un libro, no es para hablar del tema, del tema se puede hablar ahora cuando han pasado tantos años pero no cuando se está negociando. La paz se hace, nunca se pregona.
  4. Una enorme discreción. Los negociadores deben huir de la tentación de escribir artículos.
  5. Tolerancia y respecto. El tolerante cree en el diálogo y en el entendimiento, considera que dialogar no es símbolo de debilidad y que conceder no es símbolo de entrega. La tolerancia nace del conocimiento, la intolerancia de la ignorancia. Tolerar no es fácil, donde hay una diferencia sentimos amenaza y donde hay una amenaza una agresión. Tolerar se fundamenta en la justa y equitativa distribución de la renta, en eliminar la injusticia, la impunidad, sobre todo la corrupción, el hambre, la opresión, el desempleo crónico, la discriminación por razones económicas, de raza, de sexo, las desigualdades sociales, son simplemente intolerables y son de luego las causas de los conflictos.  

LA PAZ ES HIJA DE UNA POLITICA DE ESTADO, NUNCA DE GOBIERNO, nada hay peor que un Gobierno pretenda que va a finalizar un proceso en su mandato, es el Estado el que va a finalizar un proceso en su amplio mandato democrático.

  1. La victoria militar no es deseable, no hay cosa peor que la derrota total de un enemigo, busquemos su transformación aunque sea forzada.
  2. Confidencialidad en la trasmisión de los mensajes, que a su juicio no se den ser escrito porque se interpretan mal,  deberán ser repetidos una y otra vez oralmente para que lleguen a calar.
  3. Necesidad absoluta de reformas para quitar banderas  a las justas o demagógicas reivindicaciones sociales  del oponente, si no reformamos y damos posibilidades   de vivir podemos llegar a los que señalaba antes: a que la paz nos estalle entre las manos por falta de alternativas una vez que esta se produzca.

Como facilitar, que fue lo que empezamos a ser nosotros los españoles: silencio, discreción, lealtad, y cumplir fiel y lealmente con todos los acuerdos.

  1. Necesidad de un grupo de amigos.
  2. Ponerse en el lugar del otro,

PAPEL DE LA IGLESIA

Teología de la liberación: es injusta y poco objetivamente tratada, intentando de reducirla demagógicamente a la figura del cura guerrillero, cuando lo que en verdad anuncia es esperanza, misericordia, opción preferencial por los pobres, clama por el fin de la violencia, condenan los asesinatos vengan de donde vengan, es una iglesia de los pobres  y con los pobres no para los pobres. El Salvador ha tenido curas comprometidos, una iglesia sufridora, coincide con Funes en cuanto a la verdad, justicia y perdón.

Lo fundamental que los actores que hacen la paz que son los actores del pueblo salvadoreño lo que el sujeto histórico de la historia aunque sea redundante sean ellos los que expongan su voluntad de cambio su deseo de permanecer unidos y su perspectiva final de una conciliación ética y/o cristiana

Una advertencia: la vida continua, el conflicto salvadoreño lo superamos, ha habido una posibilidad de alternativa de cambio democrático que se volverá a producir en el futuro, como no resolvamos los problemas de raíz y de fondo de la injusta y poca equitativa distribución de la renta corremos el riesgo de  volver a tenernos que enfrentar con una situación similar, yo sinceramente creo que no va a pasar, porque resulta que ahora tenemos un nuevo enemigo: el narcotráfico    

 

 

 

 

 

 

Leyendas salvadoreñas contadas en Biblioteca Nacional de España

 

El Cipitío, la Siguanaba y la Carreta Bruja, entre otras leyendas salvadoreñas, fueron contadas por el cuenta cuentos salvadoreño Oscar Morales, de la compañía teatral “Teatros Perdidos” radicado en Madrid, en colaboración con Felipe Benavente (chileno). La actividad cultural se realizó el pasado 4 de junio en el salón Polivalente de la Biblioteca Nacional de España.

La jornada, organizada por la Embajada de El Salvador en España, contó con la participación de unas cuarenta personas, entre chicos y grandes, en su mayoría españoles, quienes conocieron a través de la música, la actuación y  la palabra, parte de la mitología salvadoreña.

Poetas jóvenes de España y Latinoamérica se unen en defensa de la poesía

Ocho jóvenes poetas de España y Latinoamérica, entre ellos el salvadoreño Jorge Galán, han unido sus voces contra la crisis en un libro bajo el título Poesía ante la incertidumbre, que fue presentado en Casa América de Madrid, el pasado 16 de mayo.

El libro inicia con un prólogo titulado Defensa de la poesía, donde se plantea que “la incertidumbre parece abarcarlo todo: la política, la moral, la economía, las nuevas formas de comunicación que paradójicamente han provocado una mayor incomunicación".

Los jóvenes poetas de origen español, salvadoreño y colombiano afirman: “nuestra generación está marcada por la incertidumbre y creemos que es necesario hacer un alto en el camino, reflexionar, mirarnos a los ojos, establecer una cercanía menos artificial, más humana.”

Ese alto en el camino les ha permitido llegar a la conclusión de que la poesía se ha alejado demasiado del lector, entre otras razones porque no es fácil de comprender y por ende, de poder ser compartida.

“Un buen poeta tiene capacidad excepcional para contar las cosas y que te entiendan” manifestó el poeta español Benjamín Prado, quien expresó que la poesía debe ser inteligible.

Poesía ante la incertidumbre nace entonces como respuesta a la opinión de mucha gente que dice que la poesía es algo que no entienden, “muchos poetas les han hecho daño a la poesía porque han escritos poemas difíciles de entender”, manifestaron.

Por su parte, Jorge Galán (1973), escritor y poeta salvadoreño, interviene en el libro con nueve poemas: Miniatura asombrosa, La adivinanza, Lo inevitable, La primera memoria, Rase Horse, El muchacho detrás de la ventana, Breve canto sin música, El instante y En el borde.

Galán “ha publicado los libros de poesía La ciudad (Ed. Pre-Textos, Valencia, 2011), El estanque colmado (Ed. Rialp, Madrid, 2007), La habitación (DPI, San Salvador, 2007), entre otros. También ha publicado la novela El sueño de Mariana (F&G ediciones, Guatemala, 2008) y los libros infantiles Los otros mundos (Alfaguara, San Salvador, 2010) y El premio inesperado (Alfaguara, San Salvador, 2008). Ha ganado en tres ocasiones el premio nacional de poesía de su país, 1996, 1998 y 1999- En 2006 ganó el premio Adonais de poesía, en 2009 el Antonio Machado y en 2010 el Villa de Cox”.

 

En el marco de las celebraciones del Bicentenario de las gestas de Independencia de El Salvador, y Centroamérica, la embajada de El Salvador en España presentó, el pasado 28 de abril, en Casa de América Catalunya, Barcelona, el libro “1810-1824 Gritos de Independencia” del historiador salvadoreño Carlos Cañas Dinarte.

La Cónsul General, Patricia Comandari, y la Segundo Secretario de nuestra representación diplomática, Carolina Rivera, comentaron y presentaron el libro ante el público español y de otras nacionalidades –incluidos compatriotas- que asistieron al evento que contó con la participación del autor del libro, Carlos Cañas Dinarte.

“Mientras esas fechas vayan teniendo lugar, es necesario pensar que debemos rendirles recuerdos  y homenajes a los padres y madres de nuestra Patria Grande, a quienes recordaremos en el tiempo como los gestores intelectuales y materiales de la paz, libertad y desarrollo que aún buscamos con trabajo y tesón y que se constituyen en las metas que la sociedad salvadoreña y centroamericana en general demandan como los más altos intereses colectivos”, expresó al público el autor.

Por su parte la cónsul Comandari resaltó “la importancia de conocer la historia, saber de nuestras raíces como nación y los vínculos históricos tan valiosos de los países centroamericanos”.

En el prólogo del libro, el canciller Hugo Martínez, destaca:  “Nos complace de manera especial en presentar esta importante obra  a los salvadoreños que viven dentro y fuera del territorio nacional por considerar que el conocimiento del proceso histórico del país es fundamental en la construcción de nuestra democracia”.

En su Plan Estratégico Quinquenal, el ministerio de Relaciones Exteriores definió como eje de trabajo la promoción y difusión de la cultura salvadoreña y sus diversas expresiones con la finalidad de darla a conocer a nuestros compatriotas en el mundo y a nuestros países amigos.

En el marco de las celebraciones del Bicentenario de las gestas de Independencia de El Salvador, y Centroamérica, la embajada de El Salvador en España presentó, el pasado 28 de abril, en Casa de América Catalunya, Barcelona, el libro “1810-1824 Gritos de Independencia” del historiador salvadoreño Carlos Cañas Dinarte.

La Cónsul General, Patricia Comandari, y la Segundo Secretario de nuestra representación diplomática, Carolina Rivera, comentaron y presentaron el libro ante el público español y de otras nacionalidades –incluidos compatriotas- que asistieron al evento que contó con la participación del autor del libro, Carlos Cañas Dinarte.

“Mientras esas fechas vayan teniendo lugar, es necesario pensar que debemos rendirles recuerdos  y homenajes a los padres y madres de nuestra Patria Grande, a quienes recordaremos en el tiempo como los gestores intelectuales y materiales de la paz, libertad y desarrollo que aún buscamos con trabajo y tesón y que se constituyen en las metas que la sociedad salvadoreña y centroamericana en general demandan como los más altos intereses colectivos”, expresó al público el autor.

Por su parte la cónsul Comandari resaltó “la importancia de conocer la historia, saber de nuestras raíces como nación y los vínculos históricos tan valiosos de los países centroamericanos”.

En el prólogo del libro, el canciller Hugo Martínez, destaca:  “Nos complace de manera especial en presentar esta importante obra  a los salvadoreños que viven dentro y fuera del territorio nacional por considerar que el conocimiento del proceso histórico del país es fundamental en la construcción de nuestra democracia”.

En su Plan Estratégico Quinquenal, el ministerio de Relaciones Exteriores definió como eje de trabajo la promoción y difusión de la cultura salvadoreña y sus diversas expresiones con la finalidad de darla a conocer a nuestros compatriotas en el mundo y a nuestros países amigos.

 

Con el propósito de dar a conocer la cocina criolla salvadoreña, la Embajada de El Salvador en España, a través de la sección cultural, llevó a cabo el Primer Taller de Cocina Tradicional Salvadoreña en Madrid, del 4 al 7 de julio, con personas de diversos países: España, Perú, Honduras y El Salvador.

La clausura estuvo a cargo del Embajador Edgardo Suárez quien manifestó que “hay cosas que no tienen fronteras como la música y la comida” se trata, expresó el diplomático, de promover nuestras culturas, nuestras tradiciones y “creemos que siempre cualquier plato o cualquier música está relacionada”.

El taller contó con el beneplácito de los participantes, la mayoría de éstos no tenían idea de nuestros sabores ancestrales, “me ha gustado y me ha hecho mucha ilusión conocerlo porque no conocía ni la comida ni nada pero vi el cartelito y me apunté”, expresó Magdalena Ulldemolins, española vecina del centro cultural donde se realizó la actividad, quien se inclinó más por las pupusas y enchiladas.

La jornada contó con la participación de dos hombres, uno peruano y otro salvadoreño. “Me ha parecido muy interesante, he aprendido muchos platos, de todos voy a hacer pupusas y plátanos en gloria” dijo el peruano Pedro Infante, quien tiene de hobby la cocina. Para el compatriota Gustavo Ramos, estudiante de un doctorado en Educación en Madrid, ha sido importante tomar el curso porque ha valorado este tipo de comida por todo el esfuerzo que conlleva la elaboración.

“La Embajada nunca lo había hecho antes, yo llevo casada 34 años con un salvadoreño, creo que es necesario” manifestó Paz Navarro, española casada con un médico salvadoreño quien radica en Madrid desde hace un poco más de 30años.

“Quiero agradecerles tremendamente porque aunque no soy salvadoreña, soy vecina (Honduras), estoy encantada por la promoción que le hacen a las pupusas porque estas están bien extendidas, ilusionada he venido al curso” exclamó Ofelia Mendoza, presidenta la asociación hondureña Guaymuras.

Al menos diez platillos típicos fueron preparados en la jornada de cuatro días: plátanos en gloria, empanadas, pastel de plátano y frijol, enchiladas, pasteles de carne, yuca, nuégados, pupusas, budín y panes con pollo, todos con el sabor salvadoreño y con el sello personal de doña Delmy López de Rodríguez, esposa de nuestro Agregado de Defensa en España, quien de forma voluntaria y tesonera, fue la maestra encargada de enseñar la elaboración de los típicos salvadoreños, en colaboración de sus hijas Sofía y Andrea.

Las pupusas fue el plato favorito, seguido del plátano en gloria y las enchiladas. “De todos los platos que ustedes han probado, el más reconocido en El Salvador son las pupusas” dijo el Embajador Edgardo Suárez, en el acto de clausura del taller. 

Página 11 de 11