Con el propósito de dar a conocer la cocina criolla salvadoreña, la Embajada de El Salvador en España, a través de la sección cultural, llevó a cabo el Primer Taller de Cocina Tradicional Salvadoreña en Madrid, del 4 al 7 de julio, con personas de diversos países: España, Perú, Honduras y El Salvador.

La clausura estuvo a cargo del Embajador Edgardo Suárez quien manifestó que “hay cosas que no tienen fronteras como la música y la comida” se trata, expresó el diplomático, de promover nuestras culturas, nuestras tradiciones y “creemos que siempre cualquier plato o cualquier música está relacionada”.

El taller contó con el beneplácito de los participantes, la mayoría de éstos no tenían idea de nuestros sabores ancestrales, “me ha gustado y me ha hecho mucha ilusión conocerlo porque no conocía ni la comida ni nada pero vi el cartelito y me apunté”, expresó Magdalena Ulldemolins, española vecina del centro cultural donde se realizó la actividad, quien se inclinó más por las pupusas y enchiladas.

La jornada contó con la participación de dos hombres, uno peruano y otro salvadoreño. “Me ha parecido muy interesante, he aprendido muchos platos, de todos voy a hacer pupusas y plátanos en gloria” dijo el peruano Pedro Infante, quien tiene de hobby la cocina. Para el compatriota Gustavo Ramos, estudiante de un doctorado en Educación en Madrid, ha sido importante tomar el curso porque ha valorado este tipo de comida por todo el esfuerzo que conlleva la elaboración.

“La Embajada nunca lo había hecho antes, yo llevo casada 34 años con un salvadoreño, creo que es necesario” manifestó Paz Navarro, española casada con un médico salvadoreño quien radica en Madrid desde hace un poco más de 30años.

“Quiero agradecerles tremendamente porque aunque no soy salvadoreña, soy vecina (Honduras), estoy encantada por la promoción que le hacen a las pupusas porque estas están bien extendidas, ilusionada he venido al curso” exclamó Ofelia Mendoza, presidenta la asociación hondureña Guaymuras.

Al menos diez platillos típicos fueron preparados en la jornada de cuatro días: plátanos en gloria, empanadas, pastel de plátano y frijol, enchiladas, pasteles de carne, yuca, nuégados, pupusas, budín y panes con pollo, todos con el sabor salvadoreño y con el sello personal de doña Delmy López de Rodríguez, esposa de nuestro Agregado de Defensa en España, quien de forma voluntaria y tesonera, fue la maestra encargada de enseñar la elaboración de los típicos salvadoreños, en colaboración de sus hijas Sofía y Andrea.

Las pupusas fue el plato favorito, seguido del plátano en gloria y las enchiladas. “De todos los platos que ustedes han probado, el más reconocido en El Salvador son las pupusas” dijo el Embajador Edgardo Suárez, en el acto de clausura del taller. 

Página 12 de 12